Hablemos Claro

Un hombre baleado y una casa quemada en el barrio Ameghino

01/09/2022

Entre ayer a la noche y esta mañana, hubo tres episodios de violencia con tiros, una persona herida de un disparo y un incendio aparentemente intencional. Todo estaría relacionado y se encuadraría en disputas relacionadas con el narcomenudeo y otros delitos.

Un presunto ajuste de cuentas vinculado con el narcomenudeo y otro tipo de delito, dejó como saldo un hombre herido tras ser nuevamente baleado, una humilde vivienda incendiada cuando estaba por amanecer y otro enfrentamiento a tiros en los confines del barrio Ameghino desatado a media mañana.

De acuerdo a lo consignado por los colegas de El Civismo Digital en el lugar de los hechos, anoche se produjo una balacera en calles Capitán Luján y Del Pilar. Cerca de las 0.40, Bomberos Voluntarios recogieron a un herido de bala en avenida Constitución y Carlos Pellegrini, a las 6 extinguieron el fuego que consumió una casilla en la misma esquina donde había sucedido el intercambio de tiros y alrededor de las 10.30 la Policía debió disuadir con disparos una segunda balacera desatada en este sector de la barriada aparentemente por una moto robada. Todos estos episodios estarían relacionados.

La persona herida se llamaría Claudio Chamorro y sería el mismo sujeto que la tarde del viernes 19 de agosto recibió un balazo en una de las piernas cuando había amagado con atacar a una pareja de vecinos que residían a la vuelta de su casa.

Ese hecho recién ahora se supo que sucedió en Adelina de María entre Del Pilar y Fernández Moreno. Una persona grabó parte de la secuencia y el video se viralizó. Tras ser publicado por EL CIVISMO, en medios nacionales se informó erróneamente que el hecho había sucedido en José C. Paz.

Por este ataque una mujer y un hombre de apellido Ledesma fueron detenidos, mientras que Chamorro estuvo internado unos días en terapia intensiva en el Hospital Municipal “Nuestra Señora de Luján”. La bala afectó dos arterias, según había contado su concubina a este medio.

Por otra parte, las pocas personas que se animaron a hablar, aseveraron que esa tarde Chamorro estaba armado con “una punta” y escapó rengueando “para esconder los dos fierros, dos pistolas 9 que tenía”.

Esta mañana, vecinos comentaban los distintos episodios violentos que sucedieron en las últimas horas. “Se estaban cagando a tiros y le quemaron el rancho al transa”, sintetizó un hombre en calle José Ingenieros que amablemente accedió a contestar preguntas. “El baleado es un gato bárbaro, es un transa que salió de la cárcel hace 3 meses. Lo viven cagando a tiros. Se escapó corriendo con la moto y chocó”, agregó.

No está claro si a Chamorro lo balearon en la casa luego incendiada, si le pegaron un tiro cuando escapaba en una moto o si sufrió un incidente vial y le tiraron cuando le dieron alcance. Esto también es materia de investigación. Ahora, estaría fuera de peligro, aunque la herida lo habría afectado otra vez en una pierna

“Acá tenes tiros todos los días”, dijo un comerciante. En tanto, un hombre que vive al lado de la casilla arrasada por el fuego dijo no haber visto ni escuchado nada. Es evidente que, posiblemente por temor, optó por mantenerse en silencio.

“Se la prendieron fuego a la madrugada. La verdad no sé nada, no tengo ni idea ni sé qué decirte. No quiero hablar de más porque después es para problemas. No sé cómo vino el problema ni me interesa. Basta que no me toquen a mi familia”, acotó.

“Primero comenzaron a discutir y hubo un tiroteo y como a las 5 o 6 fue el incendio. Yo miraba desde mi casa y no nos metemos porque como andan todos los días a los tiros capaz que nos matan. Hace un ratito también hubo tiros entre ellos, estaban los milicos tirando tiros para el aire sin saber que hay criaturas", dijo una señora mayor.

"El problema acá es que se armó una villita. Este barrio antes no era así. Desde que vino está gente se arma todos días. Hay tranzas, chorros, no falta nada. Está peligroso, no se puede andar con nada encima porque te lo sacan”, graficó. “Acá hay gente humilde por fuera, pero por dentro son una mugre”, aseveró el hombre.

A dos cuadras, está la Escuela 31. “Tuvimos una mañana de súper acción”, expresó una docente que salía de dar clase.

FUENTE: Gustavo Charino, El Civismo Digitakl

Contactenos

11
6337-7101
Luján - Provincia de Buenos Aires - Argentina